Miguel Calero, se celebra en su honor el “Día Internacional del Portero”

El portero colombiano es uno de los más reconocidos en la historia del futbol mexicano

Hoy es un fecha especial para el futbol, ya que se celebra el Día Internacional del Portero, el cual se instauró en honor al arquero Miguel Calero (QEPD), quien fue seleccionado nacional de Colombia y además es considerado como uno de los mejores arqueros de la historia del futbol mexicano. Calero marcó época vistiendo la playera de Pachuca, el apodado como el “Cóndor” falleció  el 4 de diciembre del 2012 a los 41 años de edad, en consecuencia de una trombosis.

Miguel Calero siempre será recordado en México, como uno de los guardametas más importantes del nuevo siglo, el cafetalero lo ganó  todo con los Tuzos, se coronó en cuatro ocasiones en la hoy llamada Liga MX (Invierno 2001, Apertura 2003, Clausura 2006 y Clausura 2007), además obtuvo cuatro campeonatos de la Liga de Campeones de la CONCACAF (2002, 2007, 2008 y 2010), una Superliga en 2007 y fue parte del equipo que consiguió el trofeo más importante de la historia de los clubes de nuestro país, la Copa Sudamericana en 2006.

Por otra parte, el nacido en Ginebra Valle del Cauca, Colombia, fue internacional en 55 ocasiones con “La Tricolor”, participando en cinco ocasiones en la Copa América (1991, 1995, 1997, 1999 y 2001), competencia en la que fue campeón en 2001, además asistió a una Copa del Mundo (1998) y a unos Juegos Olímpicos (1992), para su mala suerte nunca fue titular indiscutible, ya que jugó en le época de Oscar Cordoba y Rene Higuita, dos de los porteros más importante de la historia de Colombia.

Miguel Calero siempre será recordado por las salidas espectaculares que realizaba, al puro estilo de su paisano Rene Higuita, por eso le apodaban el “Cóndor” y además por ser el guardameta ante el cual el argentino Martín Palermo falló tres penales en la Copa América 1992.

Debutó en el Sporting de Barranquilla, después pasó al Deportivo Cali, para en 2001 emigrar al futbol mexicano para vestir los colores de Pachuca, equipo con el cual brilló con luz propia.