El Norte se lleva el Juego de Estrellas de la LMB

La zona norte se ha llevado la 85 edición del Juego de Estrellas de la LMB.

Una edición más del Juego de Estrellas de la Liga Mexicana de Béisbol se ha desarrollado en Campeche, dentro de un juego en el que se presentaron muchas carreras en un campo que normalmente es de pitcheo.

El sur se fue al frente muy temprano en el partido, apenas en la primera entrada Balbino Fuenmayor conectó imparable al jardín izquierdo para impulsar las carreras de Carlos Gastelum y Ronnie Musteller, para irse con ventaja de dos carreras.

La ventaja para los del sur duraría una entrada completa hasta llegar a la tercera, en donde, con marcador de 3-1, Jesús Castillo enfrentó al serpertinero de los Leones de Yucatán, Yoanner Negrin, para conectarle un severo bambinazo por el central derecho y así impulsar a Justin Greene junto a Ramon Urias para sarle la vuelta al partido por cuatro carreras a tres.

De ahí en adelante fue un duelo de pitcheo constante por ambas novenas que no permitieron carreras en lo que quedó de partido para que de esta manera los del norte se llevaran la victoria por segundo año consecutivo, tras el triunfo conseguido en el 2016 dentro de la nueva casa de los Sultanes de Monterrey.

Las cosas no fueron tan fáciles al final del encuentro, dado que el cerrador de la zona norte, Jason Urquidez, permitió imparable en el primero al orden dentro de la novena baja, la cual significaba la del empate y hasta para perder el encuentro dejando tendidos a los representantes del norte, sin embargo Urquidez se repuso y pudo sacar los outs 25, 26 y 27 para así adjudicarse el salvamento.

Jesús Castillo se adjudicó el premio como el MVP del partido con su vuelacercas en la tercera para que tres hombres pisaran home y de esa manera le dieran la vuelta a un encuentro que lucía más que difícil al inicio del mismo.

Jose Oyervides se llevó la victoria con 1IP, 2SO y 1BB.

El partido lo terminó perdiendo Yoanner Negrin al lanzar solo una entrada pero permitiendo las tres carreras que le dieron la vuelta al partido, incluyendo el batazo de cuatro esquinas de Castillo.