Los cinco famosos más tacaños

Han sido acusados de no pagar propinas

Aunque tienen millones de dólares y cada vez son más ricos, hay algunos famosos que son acusados de ser como se dice en Monterey: codosTiger Woods, Mariah Carey, Barbra Streisand, Britney Spears y Kendall Jenner han sido acusado de ser los famosos más tacaños, o algunos prefieren llamarles ahorradores.

1. Kendall Jenner

Hace algunos días, la supermodelo estadounidense Kendall Jenner se vio envuelta en una situación demasiado embarazosa, resulta que subió una foto donde aparecía un ticket donde no dejó propina en un bar de Nueva York, obviamente las criticas no se hicieron esperar.

Una publicación compartida de Kendall (@kendalljenner) el

2. Tiger Woods

Es uno de los deportistas más millonarios de todos los tiempos, sin embargo fue acusado por un mesero, de que siempre hacer que sus acompañantes pongan la propina y a que las pocas veces que el pone el cargo por servicio, ha llegado a dar 5 dólares en cuentas de hasta 400.

Nothing like free diving with the kids for lobster at Albany.

Una publicación compartida de Tiger Woods (@tigerwoods) el

3. Mariah Carey

La actriz y cantante es conocida por hacer que los restaurantes y bares a los que asiste cierren hasta altas horas de las noches, sin embargo también la han acusado de escabullirse para no dejar propinas a los meseros, pero que necesidad.

Thank you so much @falgunishanepeacockindia for this fabulous 🔥 dress! #AllTheHitsTour 💖💖😘😘😘

Una publicación compartida de Mariah Carey (@mariahcarey) el

4. Barbra Streisand

La experimentada actriz vivió un momento muy incomodo, cuando una mesera la exhibió de que dejó 10 dólares de propina para una cuenta de casi, 500, ¿qué no es el 10% por lo menos? 

#happy4th #independenceday 🇺🇸

Una publicación compartida de Barbra Streisand (@barbrastreisand) el

5. Britney Spears

Un mesero en Los Angeles le exigió el pago del servicio, por lo que la princesa del Pop le aventó 5 dólares, la cuenta superaba los 220 dólares, que mal se vio.

Ellos son los famosos más tacaños, pero entonces, ¿de qué les sirven tantos millones?