Formas poco comunes de abrir una botella de vino

Formas poco comunes de abrir una botella de vino

Ciertamente todos deberíamos tener un sacacorchos en casa pero, ¿qué pasa cuando no estás en casa y tienes que abrir una botella? Te contamos de algunas formas poco comunes, pero efectivas de abrir una botella de vino.

  • En el taller. Atornilla al corcho un tornillo grande. Usa un alicate para sacarlo.
  • En la obra. Clava cuatro clavos al corcho y utiliza la cuña del martillo para retirarlos, con todo y corcho.
  • Como cazador. Saca tu navaja y clava la hoja lo más profundo que puedas en el corcho. Ten cuidado de hundir el corcho. Despacio, gira el cuchillo para desatornillar el corcho.
  • Con un zapato. Quítate el zapato, pon la base de la botella en él y dale a la pared. Es probable que te tome un tiempo, pero este método funciona.
  • Con una llave. Mete la llave en diagonal y gira para desenroscar el corcho.

Si todo falla siempre puedes empujar el corcho dentro de la botella y servir en un ángulo agudo para que el corcho flote al fondo. Sea como sea, siempre es fácil conseguir una buena copa de vino.