10 malos hábitos en tu maquillaje que están dañando tu piel

Más allá de la edad, el cuidado de la piel depende del estilo de vida que se tenga.

Mantener una piel joven, sin arrugas, luminosa, suave y tersa es el sueño de todas las mujeres. Y para ello, además de usar cremas, hay que evitar algunos hábitos que perjudican nuestra piel, la resecan y la deshidratan. Aquí están 10 malos hábitos en tu maquillaje que están dañando tu piel si no empiezas a tenerlas en cuenta.

1. Dormir sin desmaquillarte

Seguramente estás harta de que te digan que debes limpiar tu rostro antes de dormir, pero este hábito es fundamental. Recuerda que durante la noche es cuando la piel tiene mayor capacidad de absorción y si no te desmaquillas, lo que absorberá tu cutis serán la grasa y las bacterias acumuladas durante todo el día.

2. Compartir tu maquillaje

El maquillaje es algo tan personal como el cepillo de dientes. Compartir tu maquillaje puede resultar muy peligroso porque no sabes qué tipo de bacterias tiene la persona a quien lo prestas.

3. Exprimir imperfecciones

Por más ganas que tengas de acabar con ese terrible barro o espinilla que te salió, lo mejor es que te pongas un tratamiento y no lo toques para nada, pues al hacerlo las imperfecciones se infectan, duran más tiempo en tu cara y se notan muchísimo más, además corres un gran riesgo de quedar con marcas de por vida.

4. No lavar tus brochas y pinceles

Utilizar brochas y pinceles sucios es muy perjudicial para el cutis. Lo ideal es lavar estos accesorios por lo menos una vez al mes con un jabón neutro y agua tibia. De esta manera evitarás  irritaciones y alergias.

5. No hidratar tu cutis

Es esencial mantener la piel hidratada para lucir un cutis terso y radiante. Después de la limpieza habitual se debe aplicar un serum hidratante y lo mismo sucede antes de aplicar cualquier maquillaje.

6. Fumar

El mal hábito de fumar no solamente daña la salud, sino también nuestra belleza, ya que la cantidad de toxinas que tiene un cigarro poco a poco destruye las células de la piel y promueven el envejecimiento prematuro, los estudios indican que si una persona fuma 10 años, el equivalente es de 25 años de envejecimiento prematuro.

7. No usar los productos adecuados a tu tipo de piel

Usar el serum para piel grasa cuando no tienes ese tipo de piel puede alterar su pH y lo mismo sucede con los demás cosméticos. Lo ideal es que te guíes por los consejos de un especialista quien siempre te aconsejará lo que mejor le va a tu piel.

8. No usar protector solar

El maquillaje nos ayuda a lucir lindas y cubrir algunas imperfecciones del rostro, pero si en tu rutina de maquillaje no estás incluyendo el uso del protector solar, estás exponiendo tu cutis a la radiación solar que además de acelerar el proceso de envejecimiento de tu piel, te estás exponiendo a otros daños mayores como quemaduras o melanomas.

9. Tapar imperfecciones con maquillaje

Lo único que lograrás es agravar el problema y no dejar que ese granito que te salió se infecte. Lo mejor es no usar maquillaje en esa zona y si de verdad lo necesitas, existen productos especiales para tratar las imperfecciones.

10. Cambiar de productos frecuentemente

Para notar los efectos de una crema en la piel debes usarla por lo menos 4 semanas. Si en ese lapso de tiempo cambias de producto no podrás ver si en verdad tiene los efectos esperados. Además, podrías alterar el pH de tu rostro y provocar irritaciones en la piel. Por ello,  lo mejor es consultar un especialista para que te indique el producto adecuado y esperar algunos días para ver si funciona.