La única cosa que todas las mujeres con cabello fino deben evitar

El cabello fino y quebradizo suele sufrir más que otros los cambios de estación, los periodos de estrés, los disgustos emocionales etc.

La mayoría de las mujeres estaremos de acuerdo en que cuando se trata de comprar productos para el cabello, estamos siempre en una misión para tratar de obtener un cabello sedoso y más fuerte.

Con la contaminación, el daño solar, la coloración, el calor y el estilo de vida, es fácil para el cabello volverse seco, quebradizo y dañado. Los problemas con el cabello fino incluyen debilidad, no poder mantener un peinado y la falta de volumen y cuerpo. El lado bueno es que una vez que tu cabello seco y fino es humectado, acondicionado y estilizado adecuadamente, su suavidad natural, brillo y manejabilidad pueden restaurarse.

Parte del problema es que, aunque muchos productos ofrecen grandes cosas y hasta su efecto reparador, en realidad podrían estar haciendo más daño que bien, especialmente si no está utilizando los productos correctos para su tipo de cabello. Uno de los mayores culpables de esto son los shampoos ricos en proteínas, acondicionadores y mascarillas.

Las proteínas en teoría no deberían hacer mucho daño, nuestro cabello se compone de estas cosas, después de todo, pero si hemos estado usando religiosamente una mascarilla para el cabello y nos seguimos preguntando por qué diablos el cabello todavía se ve seco y quebradizo, esto podría ser la respuesta.

Todo el pelo necesita un equilibrio en la proteína (llamada queratina) y la humedad. Mientras que un cabello más grueso, rizado por supuesto puede manejar más proteínas, el cabello fino o delgado se volverá más seco y se verá dañado o roto.

Aquí están algunos consejos que sirven para el cabello fino y que son de probada eficacia.

Cuidado con los shampoos, acondicionadores y mascarillas que contienen altos niveles de queratina y utilicen productos suavizantes y acondicionadores en su lugar. También es necesario cambiar algunos aspectos de nuestra dieta tales como comer más huevo, carne magra, productos lácteos y pescado azul.

Unas gotas de serum pueden ser milagrosas y son perfectas para la restauración del cabello seco y dañado. También una visita al estilista cada seis semanas para evitar puntas partidas y mantener pulcro el corte de cabello.