Conoce la composición de los alimentos a través de un sensor molecular

Con este aparato podrás saber la composición química de los materiales

Algunas personas son más curiosas que otras, a unos les gusta indagar más que los demás, hay quienes les encanta saber de qué o cómo está compuesto todo lo que nos rodea. Bueno para esos que siempre andan curioseando existe ya el sensor SCIO de Consumer Physics.

Saber la composición de alimentos, medicamentos, muebles, paredes, objetos y todo lo que te rodea será del conocimiento de quienes tengan en su teléfono inteligente este sensor.

Por ejemplo saber de qué materiales está construida la pared de tu casa, o los ingredientes de algún alimento cuando esté o no en buen estado para comerse.

Estos sensores ópticos leen la composición química de las cosas sin tocarlas como por ejemplo: la grasa en un trozo de pastel, la madurez de una fruta, las propiedades de cosméticos o de piedras preciosas.

Este invento llamado SCIO, creado por la empresa de origen israelí, también puede hacer un cálculo del total de calorías que contiene la porción de comida que vas a comer (por aquello de que cuidas tu dieta) o puede indicarnos si la leche está guardada en el refrigerador ya superó la fecha de caducidad incluso es capaz de reconocer el nombre y composición de un medicamento.

Aún no se comercializa en todo el mundo y la única competencia que existe en el mercado es el chino Changhong H2, el cual solo está a la venta en el país asiático, por lo que se espera que otros fabricantes móviles lo comercialicen.

Por lo pronto, Consumer Physics ya trabaja con grandes multinacionales para adaptar su tecnología sensitiva a aplicaciones industriales, a fin de servir a los sectores agrícola, farmacéutico, cosmético y de materias primas.

Este nuevo sensor molecular podrá ser tu aliado a la hora de las compras en el supermercado y así podrás detectar qué productos están en buen estado.