Mary Austin la inspiración de “Love of my life” de Freddie Mercury

Un día como hoy, en 1991, víctima de VIH positivo fallecía a los 45 años Farrokh Bulsara, en la ciudad de Londres, Inglaterra. Quizá este nombre no te suene, pero sirva para hacerte saber que era el nombre con el que nació Freddie Mercury.

Entre las historias más entrañables de este artista en extremo talentoso y, queriendo contar algo de su vida personal y no como figura pública, está la de su única esposa: Mary Austin.

Según contó Mary Austin, ella no creía que él la cortejara. Convencida de que se le acercaba interesado por una amiga suya, lo rechazó sin parar durante seis meses.

Freddie decidió ir al grano y la invitó a salir para festejar su 24 cumpleaños, el 5 de septiembre de 1970. Otra vez recibió un no. A pesar de ser un hombre introvertido, Freddie siempre supo cómo conseguir lo que quería: insistió, y al día siguiente logró que la bella Mary lo acompañara a ver a Mott the Hoople, banda que Queen teloneó en sus inicios, en el club Marquee del SoHo.

Cinco meses después de aquella cita, se mudaron juntos a un cuarto amueblado por el que pagaban 10 libras por semana, en la calle Victoria, al lado de Kensington High Street.

Estuvieron seis años juntos, hasta que la relación se fue en picada. “En los últimos tiempos notaba que algo le pasaba. No era el Freddie que yo conocí. Se sentía incómodo y evitaba verme”, relató. Un día, le dijo: “Mary, hay algo que tengo que contarte. Creo que soy bisexual”. “No, Freddie, no creo que seas bisexual. Creo que eres gay”, respondió Mary Austin.

“La mayor ironía de la vida de Freddie es que, aunque era gay, su relación más significativa fue con una mujer. Había un verdadero amor entre él y Mary. La cuestión sexual no era tan importante como sus lazos emocionales y espirituales”, dijo a Lesley Ann Jones el fotógrafo Mick Rock, quien llegó a entablar una estrecha relación con ambos.

Él mismo dijo que nunca llegaría a amar a nadie como amó a Mary, quien además fuera heredera de la casa de Freddie, en donde vive hasta la fecha.

Es más, la canción ‘Love of my life’ (‘Amor de mi vida’), uno de los clásicos de Queen que fue incluido en el álbum ‘A night in the Opera’ de 1975, estaba inspirada en Mary Austin.