Consejos ridículamente fáciles para cuidar el medio ambiente

Todos en casa pueden contribuir con el cuidado al medio ambiente

Si está buscando maneras fáciles para ayudar al medio ambiente, te vamos a compartir unos consejos ridículamente sencillos que se pueden hacer todos los días para ayudar a salvar los bosques, los animales y el planeta. ¡Toma nota!

1. Di adiós a la carne, sólo para un día a la semana.

Alrededor del 24 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero proceden de la agricultura o el cultivo de cultivos y ganado. ¿Puede ser que comer menos carne realmente haga una diferencia en los gases de efecto invernadero? En resumen, sí.

2. Recicla el papel, las baterías, los plásticos, el vidrio, el aceite usado, los neumáticos, y más.

Ya sabes que puedes reciclar papeles y latas, pero ¿qué pasa con las baterías, el aceite usado y la tecnología usada? Es importante reciclar las baterías porque contienen metales pesados ​​como mercurio, plomo, cadmio y níquel. Puedes llevar las baterías de plomo-ácido a las tiendas que las venden, seguro tienen contenedores de reciclaje. El aceite de motor nunca se debe tirar al desagüe y en cambio puede ser reciclado. ¡Infórmate en dónde lo puedes entregar!

3. Comprar menos cosas.

Simplemente reducir el número de compras que realizamos en una semana, ya sea en comestibles, flores, ropa o zapatos, puede ayudar a reducir nuestra huella de carbono. Es una de las formas más sencillas de ayudar al medio ambiente.

4. Guarda la basura de vertederos y comienza a hacer composta.

Alrededor del 20 al 30 por ciento de lo que tiramos de comida y desechos de jardinería puede convertirse en composta. Desde frutas, verduras, café, bolsas de té, trozos de madera, el pelo y la piel. Todo lo que necesitas son tres cosas: un poco de material orgánico marrón, un poco de material orgánico verde y agua.

5. Hacer el cambio a una botella de agua reutilizable de una vez por todas.

Si ya está usas una botella de agua reutilizable en tu escritorio, en el gimnasio y a donde quiera que vayas, ¡bien! Si no es así, ahora es el momento de hacerlo.

6. Siempre que compres algo, trate de apoyar a las empresas con prácticas ecológicas.

La gran noticia es que más y más marcas están tratando de devolver de alguna manera, ya sea mediante prácticas empresariales sostenibles o a través de alianzas con fundaciones u otras organizaciones.