¿Tu primera vez en el mundo del maquillaje? Aquí el paso a paso para la rutina perfecta

Si estás empezando a maquillarte, debes conocer los básicos, invertir bien y sacarte partido.

Si estás empezando a maquillarte debes saber cuáles son los productos básicos que debes adquirir, cómo elegirlos y, por supuesto, cómo usarlos. Bienvenida a este paso a paso para que te conviertas en una experta del maquillaje.

No gastes, invierte en justo los productos que tu piel y tu estilo necesitan. Nos vamos a limitar a los productos más básicos, en un segundo momento podríamos sumar las prebases, iluminadores, sombras o rizador de pestañas (o cuchara, para las más hábiles).

Punto número uno, hidrátate. Necesitas una crema especial para tu tipo de piel, seca, grasa o mixta. También podrías apostar por una BB Cream, hidratación más un toque de color.

Punto número dos, elige una base para tu tipo de piel pero también para tu tono de piel, pruébala justo en la base del cuello, junto a la clavícula, no en la muñeca. Debe ser lo más parecida al tono natural de tu piel. A veces funciona combinar tonos (uno más claro y uno más oscuro) pues habrá temporadas en las que estés más o menos bronceada.

Punto número tres, elige un corrector (o varios), los hay en barra, en crema y hasta el roll on.

Punto número cuatro, dale color a tus labios y mejillas. Para empezar, una tinta será suficiente, el pigmento es bueno y funciona tanto para labios como para mejillas.

Punto cinco, no te olvides de las cejas y pestañas. Tus cejas son el marco de tu rostro, así que siempre deberán estar bien depiladas, deja que los expertos hagan por ti un diseño de cejas y rellena cualquier hueco con una sombra siempre un tono más bajo que tu color natural. Y ni hablar de lo que una buena mascara hará por todo tu maquillaje. Búscala con colágeno o aceites naturales. El cepillo hace parte de la magia. Elige una waterproof pero consíguete también un desmaquillante bifásico.

El cepillo de tu mascara también es importante.
El cepillo de tu mascara también es importante.

No olvides que la práctica hace al maestro. Asesórate por los expertos y encuentra tu rutina ideal. Por cierto, precio no es directamente proporcional a calidad.