¿Qué es la cistitis? Hábitos sencillos para prevenir esta infección de orina

La cistitis es una enfermedad urinaria y las mujeres somos más propensas a padecer cistitis a lo largo de nuestra vida que los hombres, esto es porque la uretra femenina es más corta que la masculina. La apertura uretral tiene mayor proximidad al ano en las mujeres, haciéndolo de acceso más fácil a que las bacterias alcancen el trecho urinario. Esta infección de orina es provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario. Puede producirse por dos vías diferentes: por el extremo inferior de las vías urinarias (abertura en la punta del pene o de la uretra, según se trate de un hombre o de una mujer), que es el caso más frecuente; o bien a través del flujo sanguíneo, en cuyo caso la infección afecta directamente a los riñones.

Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos. De muchas de ellas es responsable la bacteria llamada Escherichia coli, que normalmente vive en el intestino. Infección de orina o del tracto urinario son expresiones que engloban diferentes enfermedades infecciosas (producidas por un microorganismo o germen) y que afectan a cualquier parte del sistema urinario (riñón, uréteres, vejiga urinaria o uretra).

Una cuestión exclusivamente anatómica que hace que debamos tomar mayores precauciones para prevenirla, sobre todo cuando mantenemos relaciones sexuales. Limpiar de forma regular los conductos urinarios mediante líquido es una de las recomendaciones más básicas.

Síntomas

Los síntomas más comunes de esta infección urinaria, según indica la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos, son:

– Orina turbia

– Orina con olor fuerte o fétido

– Dolor o ardor al orinar

– Presión o calambres en la parte baja del abdomen o espalda

– Necesidad de orinar con frecuencia, incluso inmediatamente después de haber vaciado la vejiga

Prevención

Seguir una dieta equilibrada y llevar un estilo de vida saludable pueden ayudar a prevenir una infección urinaria; también es recomendable no retener la orinabeber agua de forma habitual, al menos dos litros diarios, ya que esto favorecerá la diuresis.

En el caso de las mujeres con menopausia, utilizar una crema de estrógenos es eficaz a la hora de reducir las posibilidades de contraer una cistitis.

Otros consejos específicos para reducir el riesgo de cistitis en mujeres son:

  • Orinar después de cada coito para eliminar posibles agentes infecciosos.
  • Evitar la ducha vaginal como método para reducir la posibilidad de embarazo.
  • Cambiarse el bañador después de cada baño y evitar el frío en la zona.
  • Tener precaución con algunos preservativos, cremas espermicidas o el diafragma, ya que no son recomendables para personas propensas a padecer infecciones urinarias. En este caso, se aconseja acudir al especialista para adoptar un método anticonceptivo diferente.
  • Utilizar cremas lubricantes durante las relaciones sexuales: La irritación vaginal postcoital es una causa muy frecuente de infección en la vejiga; el uso de lubricantes es una forma eficaz de evitar el roce y, por lo tanto, posibles infecciones.

En el caso de los bebés y niños, es importante cambiar los pañales de forma frecuente, así como instruir a los niños en los hábitos higiénicos que deben realizar después de haber orinado o defecado.