Rinoceronte blanco se une a Tinder para salvar su especie

El rinoceronte blanco tiene 42 años, pesa 2,267 kilogramos, mide 1.83 metros, está soltero y es el último de su especie en todo el planeta.

La mayoría de las personas que se atreven a utilizar Tinder son almas solitarias en busca de compañía pues no encuentran una pareja con el ritmo frenético de la vida moderna, sin embargo, ahora, la aplicación unirá a las almas gemelas sino que ayudará a la conservación de una de las especies en peligro de extinción como el rinoceronte blanco del norte.

La aplicación de citas, Tinder, se asoció a OI Pejeta Conservancy para lanzar una campaña de concientización sobre el que han llamado “el soltero más codiciado del mundo”.

Se trata de Sudán, un rinoceronte blanco del norte tiene 42 años, pesa 2,267 kilogramos, mide 1.83 metros, está soltero y es el último de su especie en todo el planeta. El objetivo de la campaña es ayudar a recaudar los 9 millones de dólares  necesarios para salvar al rinoceronte blanco del norte de la extinción.

A partir de ayer, Sudán aparecerá como un posible candidato en todas las cuentas de Tinder, si el usuario decide darle like, entonces dará paso a una ventana de chat, donde en lugar de coquetear y realizar conversaciones triviales, posteriormente se entregará más información sobre la conservación de la especie y además, se entregará el link en el cual los usuarios podrán realizar sus donaciones.

Pero a pesar de toda la fama que ha creado este rinoceronte blanco del norte, no todo es color de rosa, en realidad, Sudán, no tiene una vida placentera. Vive su vida de soltero en una reserva ubicada en Kenia vigilado por guardias armados y junto a dos rinocerontes hembra, Najin y Fatu, quienes desafortunadamente no lograron reproducirse de manera natural por múltiples motivos. Estos tres rinocerontes son los últimos ejemplares de su especie en el mundo.

La única manera para salvar a la especie es utilizar parte de las 17 mil rinocerontes hembras del sur que aún viven como vientres de alquiler, pero para que esto suceda, hay que financiar las investigaciones que ya se están llevando a cabo sobre las técnicas de reproducción asistida.

De ser exitosa, está sería la primera vez que los científicos logren llevar a cabo la reproducción artificial de rinocerontes y el plan a mediano plazo, buscar una manada de 10 rinocerontes blancos del norte en 5 años.

En los próximos meses se recolectarán los óvulos de las otras dos rinocerontes, Najin y Fatu, los cuales serán fertilizados con el material genético de Sudán para dejar su legado e impedir que sea recordado por la historia como el último de los rinocerontes blancos que conocimos.