Mantente activa para prevenir la pérdida de la memoria

La mente como el cuerpo necesita ejercitarse, esto contribuye a que el día de mañana no te conviertas en una “desmemoriada”. Hacer ejercicio de manera constante, ir a tomar el café con las amigas o realizar actividades sociales con regularidad más una dieta saludable pueden ayudarte a no perder la memoria.

Especialistas aseguran que no hay algo que pueda garantizar que perderemos la memoria en un futuro, sin embargo realizando ciertas actividades se puede prevenir y contrarrestar este efecto natural.

La actividad física además de mantener tu figura en forma, es buena para tu salud y estimula la mente para que el cerebro tenga un buen funcionamiento y no perder la memoria tan fácilmente.

Si lo que quieres es estimular el cerebro lo puedes hacer con ejercicios básicos en tu vida cotidiana como por ejemplo tomar rutas alternas al conducir, aprender a tocar un instrumento musical, aprender otro idioma o ser parte de la mesa directiva de la escuela o vocal del grupo (verás la de actividades que tendrás).

Cuando tienes una interacción social constante difícilmente podrás tener episodios de depresión y el estrés disminuye,  este par de circunstancias contribuir a la pérdida de memoria.

Para afianzar la memoria es necesario realizar ciertas actividades que aporten un trabajo en tu cerebro como organizar tu casa, anotar las tareas, tus citas y ciertos acontecimientos (casi como tener un diario).

Básico para no volverse loco (en el sentido figurado) es dormir, en promedio deberías hacerlo entre siete u ocho horas al día ya que favorece la consolidación de recuerdos para que más adelante puedas pensar en ellos y hacer un repaso.

A través de una dieta saludable que esté basada en frutas, verduras, cereales integrales y mucha agua lograrás tener un cerebro y corazón sanos.

Si realizas ejercicio de manera regular mejorará la presión sanguínea en todo el cuerpo y el cerebro una razón más que traerá grandes beneficios para tu memoria.