¿Semillas de chía para el cabello? Checa sus beneficios

Las semillas de chía también pueden ser eficaces para el cuidado de nuestro cabello.

Las semillas de chía o también conocidas científicamente por el nombre de Salvia hispanica L, son unos pequeños frutos de color café extraídos de una planta que cultivaban algunas civilizaciones antiguas en el Valle de México.

En la actualidad, la chía se cultiva en distintas regiones por su riqueza nutricional, especialmente en omega 3, lo cual, convierte a estas semillas en un alimento muy eficaz contra el colesterol y otras enfermedades cardiovasculares.

Aunque este uso es muy poco conocido todavía en el mundo de la belleza, te decimos cuáles son los beneficios de las semillas de chía para el cabello y sus diferentes propiedades que te harán lucir una melena sana y fuerte.

El alto contenido en vitamina E le proporcionan propiedades antioxidantes muy poderosas, las cuales, son ideales para proteger el cabello de agentes dañinos y radicales libres que resecan y castigan las fibras capilares.

La forma más común de consumir chía es mezclando las semillas con agua, zumo o algún alimento líquido, pudiendo absorber muy rápidamente en menos de 10 minutos una gran cantidad de líquido.

Para elaborar un gel completamente natural que no resecará ni maltratará tu cabello, agrega cuatro cucharadas de semillas de chía y dos tazas de agua en una olla, a fuego medio por cinco minutos o hasta que tome la consistencia deseada.

Cuela con una media nylon y utilízalo para estilizar el cabello. Para rizos definidos, aplica por secciones con los dedos y deja secar al natural.

Hidrata tu cabello con un gel de semillas de chia. Un gel hecho de semillas de chia y jugo de limón puede infundir tu cabello de humedad y protegerlo del aire seco.

  • Pon un tercio de taza (80 ml) de semillas de chia en un contenedor resellable y agrega dos tazas (500 ml) de agua. Bátelos bien y déjalo reposar entre cinco y diez minutos.
  • Bate la mezcla de nuevo y déjala reposar quince minutos en el refrigerador, o hasta que se convierta en un gel.
  • Mezcla tres cucharaditas (45 ml) de jugo de limón en el gel.
  • Aplica la mezcla en tu cabello y déjala reposar diez minutos antes de enjuagar.