Ataque suicida deja un saldo de 39 muertos en Siria

Un hombre hizo estallar la camioneta que conducía

Al menos 39 personas murieron hoy en Al Rashidin, al oeste de la ciudad siria de Alepo, durante un ataque suicida contra autobuses que transportaban a civiles y combatientes que fueron evacuados de localidades leales al régimen de Siria.

De acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), en el ataque suicida, un hombre hizo estallar la camioneta que conducía con ayuda alimentaria contra los 75 autobuses que transportaban a los sirios evacuados la víspera de las ciudades de Foah y Kefraya.

Fuentes de la OSDH, citadas por medios locales, señalaron que el ataque dejó más de decenas de heridos, aunque no se han precisado cifras.

Se estima que casi medio millón de personas han perdido la vida en Siria en los últimos años.
Se estima que casi medio millón de personas han perdido la vida en Siria en los últimos años.

Bajo un acuerdo negociado por Qatar e Irán, el gobierno sirio y la oposición iniciaron el viernes una operación para desalojar a más de 30 mil civiles de cuatro ciudades asediadas, entre ellas también Madaya y Zabadani, localidades rebeldes asediadas por el régimen y combatiente del movimiento chiita libanés Hezbola.

Mientras que Foah y Kefraya, la mayoría de cuyos residentes son musulmanes chiitas, han sido rodeados por los rebeldes y los yihadistas sunitas vinculados a Al Qaeda.

“Vivir en Siria genera una ansiedad constante”, eso es lo que transmitó Aitor Zabalgogeazkoa, ex jefe de Misión de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Siria, que estuvo atendiendo a la población civil en Alepo desde 2012 hasta finales de 2014.

Estamos en 2016 y la guerra continúa. En este tiempo, más de 470.000 personas han perdido la vida de manera violenta, según un reciente informe del think tank Syrian Center for Policy Research (la ONU ha situado el balance en más de 250.000). Y son más de 11 millones los que se han visto obligados a abandonar sus casas, peregrinando dentro y fuera del país.

Muchos se refugian en países vecinos como Turquía, Líbano y Jordania. Decenas de miles de personas refugiadas sirias también han huido a Europa, a menudo arriesgando sus vidas en el proceso. En total, unos cinco millones han dejado su tierra para buscar asilo en el exterior desde el inicio del conflicto.