Científicos del mundo se manifiestan en la Marcha por la Ciencia

Algunos protestan contra Trump por su negativa ante el cambio climático

Científicos de 500 ciudades de todo el mundo participan este sábado en la “Marcha por la Ciencia”, que se celebra por primera vez para reivindicar la importancia de la ciencia y “reformular” su relación con la sociedad y la política.

Esta iniciativa nació en Estados Unidos en respuesta a la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca e inspirada por el éxito de la ‘Marcha de las mujeres’.

Los manifestantes en Ginebra portaban letreros que decían “La ciencia, una vela en la oscuridad” y “la ciencia es la respuesta”.

En Londres, físicos, astrónomos, biólogos y celebridades escenificaron una marcha frente a las instituciones de investigación más famosas de la ciudad. Los participantes llevaban carteles que mostraban imágenes de una hélice doble y símbolos de química. También había movilizaciones en Berlín y otras ciudades de Alemania.

Los carteles y pancartas de la manifestación en Washington tenían un toque de enojo, humor y complicadas referencias científicas.

“Los científicos se han dado cuenta en estos últimos años (…) que los hechos científicos son demasiado a menudo ignorados en los debates públicos y son reemplazados por opiniones y creencias ideológicas”, dijo Rush HoIt, presidente de la Asociación Estadunidense por el Avance de la Ciencia (AAAS), Ia mayor organización del sector, con 120 mil miembros.

Según este especialista nuclear y exlegislador demócrata, las preocupaciones respecto al lugar que ocupa la ciencia en Estados Unidos se remontan a varias décadas.

Durante su campaña presidencial, el magnate republicano había declarado que el cambio climático era una broma ideada por los chinos, aunque tras su elección matizó en algo sus afirmaciones.

El presidente anunció también que retiraría a Estados Unidos del acuerdo de París de 2015 sobre cambio climático, una medida que aún no ha tomado y que seria objeto de duros debates en la propia Casa Blanca.

La Marcha por la Ciencia es una iniciativa que nació en Estados Unidos.
La Marcha por la Ciencia es una iniciativa que nació en Estados Unidos.

Poco después de asumir, Trump firmó un decreto para desmantelar las protecciones ambientales implementadas por su predecesor Barack Obama y designó a la cabeza de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) a Scott Pruitt, un escéptico del cambio climático.

En su primer proyecto de presupuesto, Trump propuso además una reducción espectacular de 31 por ciento de los fondos concedidos a la EPA y recortes de los atribuidos a la investigación climática y a los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

“Una marcha no puede comunicar la importancia de la ciencia, por ejemplo en temas como el clima, a los políticos y a los estadounidenses que no saben nada de ciencia”, dijo Robert Young, profesor de geología en la Western Carolina University.

“Los científicos deben cambiar su manera de comunicarse” con sectores populares como las poblaciones rurales sin diplomas y la clase obrera de pequeñas ciudades devastadas por la crisis económica, que constituyeron el núcleo duro del electorado de Trump, estimó.

Otras 500 manifestaciones de científicos se realizan en todo EU y en países como Canadá, Chile, México, Brasil, Nigeria, India, Ghana, Corea del Sur y varios de Europa.

Otra manifestación internacional, esta vez sobre el clima, fue convocada para el 29 de abril.