Facebook Live fue usado para transmitir asesinato de niña de 11 meses

Un tailandés transmitió el asesinato de su hija a través de Facebook.

Facebook vuelve a poner el ojo en las transmisiones que se realizan a través de su aplicación gratuita para poder realizar streaming en vivo, sobre todo en los límites a la publicación de contenidos violentos en redes sociales.

Un hombre tailandés asesinó a su hija de 11 meses de edad, ahorcandola en la azotea de un hotel de Phuket. Facebook tardó 24 horas en quitar el video de su plataforma, el cual pudo ser visto por miles de personas a nivel mundial.

El hecho eleva las peticiones para que Facebook implemente medidas que permitan detectar y borrar lo más pronto posible cualquier contenido que muestre violencia o crimen. Este hecho en Tailandia ocurre una semana después de la transmisión de un asesinato a través de la misma plataforma en los Estados Unidos, cuando Steve Stephens de Cleveland asesinara con un arma de fuego a un hombre de 74 años, quien fuera elegido al azar por Stephens, dicho video también se encontró dentro de la red social por varias horas, hasta su eliminación definitiva de Facebook, aunque puso de manifiesto los problemas que genera la ausencia de barreras para la publicación de contenidos.

La policía de Phuket mencionó que Wuttisan Wongtalay, de 20 años, subió dos videos a la red social. El primero mostraba cómo arrojaba a su hija desde la azotea después de haber cometido el asesinato y el segundo mostraba el momento en el que se ahorcaba en la escena del crimen.

Familiares de la víctima pudieron ver las imágenes a través de Facebook y fueron ellas quienes dieron aviso a la policía de los hecho ocurridos. La policía local encontró los cuerpos sin vida de padre e hija minutos más tarde.

Las autoridades tailandesas creen que el padre sufría de paranoia y consideraba que la madre tenía un amante.

El primer video publicado alcanzó 112.000 reproducciones, mientras que el segundo pudo llegar a las 258.000 dentro de las 24 horas que permaneció arriba. Los videos han sido eliminados por Facebook tras el reporte de la policía de Tailandia.