Forbes revela lista de mexicanos más ricos con sorpresas

19 de las 35 fortunas mexicanas cayeron en el 2016.

Forbes actualizó su lista anual de los 35 mexicanos más ricos, de los cuales 19 tuvieron pérdidas y 13 presentaron ganancias.

El 2016 fue un año complicado económicamente hablando para la mayoría de los mexicanos y un indicador claro de esto es la caída de 19 de los 35 mexicanos más ricos del país enlistados por Forbes.

Si bien esas variaciones en las haciendas privadas se debieron, en buena medida, al desempeño de los negocios y empresas en las que están invertidos los más acaudalados del país, también son resultado de los impactos producidos por eventos internacionales en diversas variables económicas, como el tipo de cambio, y las políticas económicas que tuvo que implementar el Gobierno de Enrique Peña Nieto para contrarrestarlos” explica la revista Forbes.

Son varios los factores que pudieron influir en este tipo de resultados, como la caída del precio del petróleo, recortes a los gastos del Gobierno, incrementos a las tasas de intereses, la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, etc.

La lista de este año para la revista Forbes está encabezada por Carlos Slim como la persona con mayor fortuna, aunque también es uno de los que más pérdidas registró; su fortuna pasó de 54 mil 500 millones de dólares registrados en 2015 a 50 mil millones de dólares en el recuento del 2016, teniendo una diferencia de 4 mil 500 millones de dólares.

En casos diferentes se encuentran empresarios cuya fortuna no subió ni bajó. Tal es el caso de Emilio Azcárraga Jean, dueño de grupo Televisa, que cuenta con una riqueza valuada en 2 mil 100 millones de dólares, mismo panorama que el mostrado en el 2015.

A pesar de la incertidumbre que da la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, existe un panorama para México poco sombrío y más optimista. “Eso ha generado expectativas más favorables sobre el futuro económico de México, ya que muchos expertos creen hoy que son muchas menos las posibilidades de que Trump imponga la agenda proteccionistas y aislacionista que defendió durante la campaña