G-7 analiza presionar a Rusia para retirar apoyo a Assad

Se abordará también el conflicto que se vive en Siria.

 

Ministros exteriores del G-7, grupo que reúne a los siete países más industrializados del mundo,en esta ocasión se estará realizando en la ciudad amurallada de Lucca, ubicada en la Toscana, Italia.

En dicha reunión se buscará analizar y llegar a un acuerdo acerca de la situación actual en Siria, tras los ataque químicos perpetrados en aquella nación durante la semana pasada, además de las ambiciones nucleares de Corea del Norte y el apoyo ruso al dictador sirio Bashar Al-Assad.

La reunión será fuertemente marcada por lo ataque químicos perpetrados la semana pasada por parte de Assad en contra del poblado de Khen Sheikhoun en donde 80 personas fallecieron y los Estados Unidos respondieron tres días más tarde con el lanzamiento de 59 misiles en contra de la base aérea en donde el país comandado por Donald Trump creía se ejecutaron los ataques.

Angelino Anfano, ministro italiano de Exteriores, quien es anfitrión de la cumbre, mencionó que el amplio apoyo a la respuesta militar estadounidense, ha contribuído a una “renovada armonía” entre Estados Unidos y sus aliados.

El secretario de Estado de la Unión Americana, Rex Tillerson, mencionó el domingo que Estados Unidos continúa comprometido con el mapa de ruta desarrollado en Ginebra en el 2012 con el que se busca poner fin al conflicto en Siria, que entonces tenía un poco más de comenzado y que desde entonces se ha convertido en masivo desastre humanitario.

“Creo que lo que Estados Unidos y nuestros aliados queremos es permitir al pueblo sirio tomar su propia decisión”, dijo Tillerson a la cadena CBS News. “Hemos visto cómo luce un cambio violento de régimen en Libia y esa clase de caos no puede desatarse” en Siria.

La reunión en la ciudad amurallada de Lucca reunirá al secretario Tillerson, con sus homólogos británico Boris Johnson, y el japonés, Fumio Kishida, en un momento en que un portaviones estadounidense navega rumbo a las aguas cercanas a la península coreana tras las pruebas de misiles balísticos realizadas por Corea del Norte.

Rusia fue sacada del club de naciones industrializadas, antes conocido como G-8, luego de anexar Crimea en 2014.