¿Quién era el terrorista de Campos Elíseos de París?

"Todo el mundo lo conocía, es alguien que ha perdido la razón, muy desequilibrado psicológicamente", decían vecinos

Karim Cheurfi, terrorista francés abatido tras asesinar a un policía en los Campos Elíseos de París, era un delincuente reincidente de 39 años obsesionado con la idea de atacar a agentes, pero no se tenía conocimiento de que fuese un islamista radical.

“Aquí todo el mundo lo conocía, es alguien que ha perdido la razón, muy desequilibrado psicológicamente”, declaró un habitante de su barrio de Chelles, un suburbio al nordeste de París, que lo conoce desde hace más de 20 años.

“Sus actos, sus reacciones, su forma de caminar, su actitud eran como desfasados, como sí viniera de Marte”, añade.

‘Estaba chiflado’, confirma Salim, amigo de uno de sus primos que lo vio por última vez hace dos o tres semanas.

Karim Cheurfi nació el 31 de diciembre de 1977 en Livry- Gargan, otro municipio al nordeste de París. El pasado 23 de febrero fue detenido por la policía judicial como sospechoso de querer matar a agentes. Pero quedó en libertad al día siguiente por falta de pruebas.

Karim Cheurfi, atacante de Campos Elíseos en París.
Karim Cheurfi, atacante de Campos Elíseos en París.

Desde marzo era objeto de una investigación antiterrorista confiada a la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI) pero no estaba ‘fichado S“, según una de estas fuentes. Las fichas S son un fichero de personas buscadas como sospechosas de constituir un peligro para la seguridad del Estado.

En febrero de 2005, fue condenado en apelación a quince años de reclusión por haber intentado matar a un alumno del cuerpo de policía que llevaba un distintivo policial como brazalete, así como al hermano de este último.

Los hechos se remontan a 2001, cuando Karim Cheurfi, al volante de un coche robado, se dio a la fuga tras haber chocado contra otro vehículo. Armado con un revólver, hirió de gravedad a los dos hermanos que intentaban detenerlo.

Dos días después intentó matar a otro agente tras arrebatarle el arma.

Salió de la cárcel en 2013. Un año después fue condenado, por robo con agravantes, a cuatro años de cárcel de los cuales dos años con suspensión de pena condicional, pero en 2015 salió en libertad condicional, convirtiéndose después en un terrorista.