Menor mexicano perdió la vida en tiroteo de San Bernardino

La Secretaría de Relaciones Exteriores mostró apoyo para familia de la víctima.

El gobierno mexicano ha informado que el menor que perdió la vida dentro del tiroteo registrado el pasado lunes en la escuela North Park, en San Bernardino, California, era de nacionalidad mexicana.

En el hecho registrado en territorio estadounidense también perdió la vida una maestra de la institución educativa.

El gobierno de México lamenta profundamente el fallecimiento de un menor de nacionalidad mexicana y su maestra, en el tiroteo que tuvo lugar el 10 de abril de 2017 en la escuela primaria de North Park, en San Bernardino, California”, fue el comunicado difundido por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En la información se agregó que se tiene contacto entre el consulado mexicano en San Bernardino y la familia de la víctima para brindarle todas asistencias y protecciones necesarias.

De la misma forma, el consulado ha establecido comunicación con el departamento de policía de la localidad para solicitar una investigación sobre el incidente antes mencionado.

La Cancillería expresa sus más sentidas condolencias a la familia del menor y reitera su más enérgica condena a todo hecho de violencia que afecte a nuestros nacionales”, puntualizó la dependencia gubernamental.

North Park cancela clases ante tiroteo acontecido el pasado lunes.

North Park ofrecerá apoyo psicológico a estudiantes, familiares y comunidad estudiantil en general.
La localidad de San Bernardino ha registrado dos ataques en tiempos recientes..

Funcionarios del distrito escolar de San Bernardino informaron que las clases en North Park quedaban suspendidas al menos los días martes y miércoles, además de informar que hay terapeutas disponibles para los estudiantes, familiares y personal que así lo requieran.

La balacera se produjo 15 meses después de un ataque terrorista durante una reunión de empleados municipales en San Bernardino, en el murieron 14 personas y otras 22 resultaron heridas. Los atacantes, Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik, eran esposos y murieron ese mismo día en un tiroteo con las autoridades.