Papa Francisco: Queda mucho por hacer en Haití

Francisco se muestra preocupado por Haití

A cinco años del violento terremoto de magnitud 7,0 que asoló a Haití, el papa Francisco señaló el sábado que se ha hecho mucho por reconstruir el país, pero subrayó que “no podemos ignorar el hecho de que queda mucho por hacer”, dijo al recibir en audiencia a los participantes en una reunión organizada por el Vaticano para la reconstrucción del país.

El sismo del 12 de enero de 2010, que tuvo el epicentro cerca de la capital, Puerto Príncipe, y provocó más de 200.000 muertos y afectó a unas tres millones de personas, destruyó gran parte de la infraestructura del país y todos los hospitales de la isla.

“No hay verdadera reconstrucción sin reconstrucción de la persona a plenitud. Ello supone que cada persona en Haití tenga lo necesario desde el punto de vista material, pero también que al mismo tiempo pueda vivir su libertad, sus responsabilidades y su vida religiosa y espiritual”, dijo el papa.

El pontífice expresó su gratitud “a todos los que de numerosas formas acudieron en ayuda del pueblo haitiano” tras el sismo.

La conferencia, que tuvo como tema “La comunión de la Iglesia: memoria y esperanza para Haití a cinco años del terremoto”, se efectuó en el Vaticano “por el deseo del pontífice de mantener viva la atención sobre un país que aún sufre las consecuencias de la catástrofe y para reiterar la cercanía de la Iglesia con el pueblo haitiano en esta fase de reconstrucción”.

La reunión fue organizada por el Pontificio Consejo “Cor Unum”, la Pontificia Comisión para América Latina y los obispos de Haití.

El pontífice, además, nombró al arzobispo Eugene Martin Nugent nuncio papal en Haití. Nugent fue el enviado de la Iglesia en Madagascar, Mauricio y las islas Seychelles, así como delegado apostólico en las cercanas islas Comoros.