Relevan a 20 militares por caso de espionaje en Colombia

Militares colombianos

El Ministerio de Defensa de Colombia relevó a 20 miembros de las Fuerzas Públicas de su cargo y desvinculó del servicio activo a cinco más, por un presunto caso de espionaje en el proceso de paz que siguen con las FARC.

La investigación sobre casos de espionaje inició durante la campaña electoral de 2014, en la llamada Operación Andrómeda que implicó al hacker Andrés Sepulveda, quien era por ese entonces asesor del candidato de extrema derecha, Óscar Iván Zuluaga.

Tras darse a conocer el escándalo, se formó un comité de alto nivel para dar seguimiento al caso de espionaje, conformado por las Fuerzas Militares, el Ministerio de Defensa y los comandantes de las Fuerzas Armadas de Colombia.

El comité encontró una serie de irregulares en materia de seguridad e inteligencia de las Fuerzas Públicas, y a partir de sus conclusiones el Ministerio de Defensa decidió realizar una purga en el interior de las diferentes instituciones castrenses.

“Se ordenó relevar de sus cargos a 20 miembros de la Fuerza Pública: 10 oficiales, ocho suboficiales, un patrullero y un funcionario no uniformado, comprometidos en forma individual y/o cadena de mando de las unidades militares o de policía, así como excluirlos del arma de inteligencia si fuere el caso”, señaló el comunicado.

En el marco de la Operación Andrómeda, se han encontrado diversas fallas de seguridad que dejaron en evidencia la indisciplina y falta de control del personal que visitaba la dependencia.

“No se tenía control sobre las actividades realizadas por el personal militar y civil ajeno a la operación Andrómeda. Muchas de ellas que ingresaban, tenían un alto conocimiento y capacidades a nivel informático, sin embargo, trabajaban sin supervisión alguna”, se agregó en el informe.