Rusia tendría sanciones más severas si sigue apoyando a Siria

Reino Unido y Canadá buscarían establecer estas fuertes penalizaciones.

Rusia y Siria estarían recibiendo sanciones más severas por parte del occidente debido al ataque químico registrado la semana pasada, conforme los líderes buscan establecer un frente unido en antesala a la visita del secretario de Estado de la Unión Americana, Rex Tillerson, a Moscú.

“El juego ha cambiado y es importante que el mensaje llegue de los estadounidenses a los rusos” mencionó Boris Johnson, secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, a los medios de comunicación dentro de las primeras dos jornadas de conversaciones entre ministros de Relaciones Exteriores de las naciones del Grupo de los Siete en la antigua ciudad toscana de Lucca.

“Es muy importante en estas circunstancias que el mundo presente un frente unido y que no haya absolutamente ninguna ambigüedad sobre el mensaje”, dijo Johnson, cuando se le preguntó por qué decidió cancelar las conversaciones previstas en Moscú y asistir, en cambio, al G-7 en Italia.

 

Nuevas sanciones a Siria y Rusia.

 

Inmediatamente después de los ataques aéreos de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de esa misma nación, mencionó que su país anunciaría nuevas sanciones contra Siria para disuadir a países y empresas de hacer negocios con el gobierno de Assad.

Johnson dijo que los ministros del G-7 “discutirán la posibilidad de nuevas sanciones, ciertamente, contra algunas figuras militares sirias e incluso algunas figuras militares rusas“.

Las naciones de la Unión Europea, Estados Unidos y Turquía han congelado los activos de docenas de sirios, así como de extranjeros que hacen negocios con ellos, para castigar al gobierno por sus acciones en el conflicto de Siria.