Turquía bloquea Wikipedia; afirma que es un tema de seguridad nacional

Preocupa que el gobierno de Erdogan continúa censurando o restringiendo libertades

Turquía ha bloqueado a Wikipedia, dijo el sábado el regulador de telecomunicaciones del país (BTK), citando una ley que le permite prohibir el acceso a sitios web considerados obscenos o una amenaza para la seguridad nacional.

Es probable que la medida siga preocupando a los grupos de derechos humanos y los aliados occidentales de Turquía, quienes dicen que Ankara ha restringido la libertad de expresión y otros derechos básicos en la represión que siguió al fracasado golpe del año pasado.

“Tras el análisis técnico y la consideración legal…se ha tomado una medida administrativa para este sitio web”, dijo el organismo de control de BTK en un comunicado en su sitio web, citando una ley que le permite bloquear el acceso a páginas web individuales o sitios enteros para la protección del orden público, la seguridad nacional o el bienestar del público.

BTK está obligado a someter tales medidas a un tribunal dentro de 24 horas. El tribunal entonces tiene dos días para decidir si la prohibición debe ser confirmada.

Un bloqueo en todas las ediciones del idioma de la enciclopedia en línea fue detectado el sábado por el grupo de vigilancia Turkey Blocks, quienes comentaron que “la pérdida de disponibilidad es consistente con los filtros de Internet utilizados para censurar el contenido en el país”.

Al intentar acceder a la página web utilizando proveedores de Internet turcos, los usuarios recibieron una notificación de que no se pudo acceder al sitio y se produjo un error de “conexión agotada”.

Grupos de monitoreo han acusado a Turquía de bloquear el acceso a sitios de redes sociales como Twitter o Facebook, especialmente después de los ataques de los militantes.

El gobierno en el pasado se negó a hacerlo, culpando a los apagones en los picos de uso después de los grandes eventos, pero los expertos técnicos de los grupos de vigilancia dicen que son intencionales, dirigidos en parte a detener la propagación de imágenes militantes y propaganda.

Desde el fracaso del golpe del año pasado, las autoridades han despedido o suspendido a más de 120,000 personas de la administración pública, la policía y el poder judicial, arrestado a más de 40,000 personas, entre los que destacan 81 periodistas (más que cualquier otro país en el mundo).

El presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, dijo que las medidas eran necesarias dado el alcance de la amenaza a la seguridad que enfrentaba Turquía.